Aparat Respiratorio, Incentivadores Respiratorios, Pulsioxímetros y Oxigenoterapia


Aparato Respiratorio


El Aparato Respiratorio es el encargado de una función esencial como es el aporte de Oxígeno del aire a la sangre, para a través del sistema circulatorio ser distribuido en todo el organismo y de esta forma intervenir y mantener los procesos de formación de energía de corte aeróbico (dependientes del oxígeno). Por tanto, el aparato respiratorio es un elemento esencial en la cadena que interviene en el aporte del oxígeno del aire a todas las células del organismo, posibilitando el paso del oxígeno del aire a la sangre, o lo que es lo mismo, facilitando el paso del oxígeno del medio exterior (aire) al medio interno (interior del organismo). El organismo humano es básicamente aeróbico, y salvo en momentos puntuales en las que puede obtenerse energía por vías anaeróbicas (sin intervención del oxígeno), podríamos decir que todas las reacciones químicas que tienen como objetivo la formación de energía para posibilitar todas las funciones vitales, son dependientes del oxígeno; de ahí la gran importancia que tiene el Oxígeno en el mantenimiento de la vida y el aparato respiratorio como suministrador del ox´ígeno del aire al organismo, convirtiéndose en un sistema vital y prioritario. Ello supone que en situaciones de crisis o de shock, el organismo a través de su coordinador general (el sistema nervioso central) va a tener presente la importancia del funcionamiento del aparato respiratorio y va a actuar en consecuencia, posibilitando el aporte de un recurso vital como es la sangre -vehiculadora de oxígeno y nutrientes- para el mantenimiento del funcionamiento del aparato respiratorio.



El aire entra por las vías respiratorias (boca-fosas nasales, faringe, laringe, tráquea,…) hasta los alvéolos pulmonares, donde el O2 atraviesa la membrana alvéolo-capilar para pasar a la sangre, unirse a la Hemoglobina y ser transportado a todas las células para poder mantener todas las funciones vitales.



Para poder completarse este proceso de paso del oxígeno del alvéolo a la hemoglobina de la sangre y mantenerse en el tiempo, debe realizarse una renovación de aire a nivel de los pulmones (ya que si no se renovara, la concentración de O2 en los alvéolos iría disminuyendo en la medida que el oxígeno pasa a la sangre, y en poco tiempo no existiría la presión diferencial de O2 necesaria para mantener este suministro de O2 a la sangre), lo que se consigue a través del ciclo inspiración-espiración, función que se lleva a cabo gracias principalmente al diafragma, músculo que separa el tórax y el abdomen, y cuya contracción da lugar a un aumento de volumen pulmonar, lo que da lugar a una entrada de aire exterior aportando O2 a los alvéolos y pueda completar el proceso de paso del O2 a la sangre y su distribución a todo el organismo.



El proceso mecánico de la respiración. Inspiración – Espiración



Elementos que pueden ayudar y potenciar la respiración


Existen diferentes productos que pueden ayudarnos a mantener y potenciar el buen funcionamiento del aparato respiratorio, e incluso ayudan igualmente en el proceso de restitución de la normalidad en los casos de alteración de la funcionalidad respiratoria.



Vamos a dividir los diferentes productos en función de su acción específica y los agrupamos en la siguiente clasificación, que iremos desarrollando:

  • Incentivadores Respiratorios Musculares
    Los incentivadores respiratorios son aparatos destinados principalmente a mejorar la funcionalidad respiratoria, y lo hacen habitualmente mediante el fortalecimiento de la musculatura respiratoria o mediante el mantenimiento de la luz y funcionalidad de las vías respiratorias. En este apartado vamos a referirnos a los Incentivadores Respiratorios Musculares, que van a tener como objetivo el reforzamiento muscular y con ello la mejora de la mecánica respiratoria, una mejor adaptación a mayores requerimientos del aparato respiratorio y una mayor resistencia a la fatiga o disnea. Seguir leyendo…
  • Ejercitadores Respiratorios Mucolíticos
    Los Ejercitadores Respiratorios Mucolíticos son aparatos que favorecen la eliminación del aumento de secreciones o moco bronquial por métodos puramente físicos. Su uso es de especial interés en pacientes con enfermedades que se caracterizan por la hipersecreción de moco bronquial o dificultades para su eliminación, como EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), Asma y Fibrosis Quística. Seguir leyendo…
  • Concentradores de Oxígeno
  • Pulsioxímetros
  • Accesorios