Cama eléctrica articulada con o sin carro elevador en Ortopedia Plantia, de Donostia-San Sebastián

Posted by on May 17, 2017 in Blog | 0 comments

Una de las razones para la compra de una cama articulada suele ser los beneficios que aporta a la salud de la persona usuaria. El uso regular de este tipo de camas previene y mejora problemas de espalda tales como el dolor lumbar, la tensión de hombros y cuello, los dolores provocados por la artritis o el reflujo gástrico, entre otras. El dispositivo de una cama articulada está diseñado para que el somier sea capaz de posicionarse en distintos rangos de colocación, lo que permite la regulación de la inclinación del tronco y extremidades inferiores aportando un mayor confort.

Cama sin carro elevador. 3 articulaciones

Estos productos están recomendados en personas con distintos tipos de demencia, ancianos, enfermos o pacientes con movilidad reducida. Otra de las ventajas de las camas articuladas es su gran versatilidad a la hora de facilitar de forma cómoda y ergonómica actividades como ver la televisión, comer, leer,etc.

También aporta  beneficios para el cuidador ya que, si no se cuenta con los medios necesarios, la espalda del acompañante sufre mucho más de lo deseable. El beneficio, además, aumenta cuando portan carro elevador. Este elemento es un complemento opcional cuya función es subir y bajar la cama, Por lo que, el cuidador no tiene que forzar posturalmente la espalda al agacharse o inclinarse en el ejercicio del cuidado diario del paciente.

Cama con carro elevador. 3 articulaciones

Todas las camas articuladas  ayudan en la mejora de la circulación sanguínea gracias a la configuración de sus planos de articulación, pero si el diagnóstico incluye “hipotensión”,  necesitaríamos una cama especial con sistemas de cambios posturales “trendelenburg y antitrendelenburg”. Este sistema aporta la inclinación de la cama hacia el cabecero o hacia los pies, favoreciendo la  fluidez de la circulación de la sangre, gracias a la gravedad y a los cambios de inclinación. La postura de “Trendelenburg” consiste en la postura del paciente en decúbito supino (boca arriba), pero con la cabeza más baja que los pies, de manera que se facilita, por el efecto de la gravedad, el retorno de un gran volumen de sangre. Es una de las primeras medidas para el tratamiento de la hipotensión en el shock hipovolémico y neurogénico.

Vitality movimientos

 

Existe gran variedad de modelos de cama articulada: con patas regulables en altura, con patas fijas, con o sin ruedas, carro elevador con o sin ruedas…  Y de accesorios como porta-goteros, incorporadores, barandillas, cabeceros o pieceros.

Para más información sobre camas y los accesorios disponibles no dudéis en pasar por la tienda y os asesoraremos de manera más personal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *